Tarta de queso Mascarpone y frutas rojas

By Carmen

Como os comenté en mi anterior entrada, cuando hago queso Mascarpone me decido por una cantidad generosa. Al ser un queso que se adapta tanto a las preparaciones dulces como a los platos salados lo podemos emplear en diversas elaboraciones.

Esta semana teníamos planeado para hoy un almuerzo con unos amigos, así que he aprovechado el queso como como goloso argumento para una tarta de queso y frutas rojas que ha salido buenísima 🙂

INGREDIENTES TARTA QUESO MASCARPONE Y FRUTAS ROJAS (cantidad para un molde desmontable de 24cm de diámetro y 6cm de alto):

  • 200 gramos de galletas María (yo utilicé unas María integrales de Hacendado porque tienen un grado de tueste que me encanta)
  • 125 gramos de mantequilla sin sal y reblandecida en el microondas
  • 5 hojas de gelatina
  • 500 gramos de queso Mascarpone
  • 200 ml (un brick pequeño) de nata líquida para montar (35% M.G.)
  • 100 gramos de azúcar glas
  • 125 ml de leche
  • 1 cucharada de azúcar avainillado
  • Sirope de fresa
  • Frutas rojas en conserva

PREPARACIÓN:

1.- Comenzamos triturando en el robot, o en el vaso picador de la batidora, las galletas hasta dejarlas como pan rallado

2.- Volcamos las galletas trituradas en un bol y las mezclamos con la mantequilla derretida, amasando con las manos hasta obtener una textura arenosa.  Ponemos las galletas en el molde y aplastamos con la base de una cuchara hasta dejar un fondo uniforme para nuestra tarta.

También podemos utilizar un pequeño rodillo para dejar la base firme y bien prensada

3.- El siguiente paso es poner en remojo, dentro de un bol con agua fría, las hojas de gelatina. Seguiremos las instrucciones del fabricante, pero por lo general a los 3 o 4 minutos ya estarán hidratadas y listas para usar.

4.- Volcamos el queso Mascarpone en un bol y lo batimos con la varilla de mano hasta formar una crema, reservamos.

5.- Ponemos la leche y el azúcar avainillado en un bol pequeño y calentamos en el microondas, aproximadamente un minuto y medio. Escurrimos bien las hojas de gelatina y las añadimos a la leche, removiendo bien para que se disuelvan. Volcamos sobre el queso Mascarpone batido y mezclamos todo

6.- Montamos la nata junto al azúcar glas y la incorporamos a la mezcla de queso, removiendo suavemente pero integrando bien

7.- Volcamos sobre la base de galleta, nivelamos bien

Metemos en la nevera para que cuaje. A las cuatro horas ya la podremos tomar en su punto, y sabe mejor de un día para otro. La que no consumamos la guardaremos siempre en la nevera, bien tapada.

8.- Al sacar del frigorífico ponemos el sirope de fresa por encima, movemos de un lado a otro el molde para que se extienda por toda la superficie. Desmoldamos la tarta.

9.- Decoramos con algunas frutas rojas (previamente escurridas) por encima. Servimos y disfrutamos, ñaaaam! 😀

Os invito a poner en práctica esta receta y a que me comentéis lo que os ha parecido.

Que tengáis un dulce día !!!  🙂 🙂 🙂 🙂

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *