Sándwich helado de galleta

By Carmen

sandwich helado de galleta

No hay duda de que en verano el helado es el mejor dulce que se puede disfrutar. El sándwich helado de galleta es uno de los que más me gustan,  y siempre procuro tener algunos en el congelador para darme un capricho :-P.

Recuerdo que el verano pasado, cuando el calor estaba canalla,  me di cuenta de que no tenía ni un triste helado en el congelador, así que en pleno mono de dulce me puse a experimentar y creo que acerté de puro churro, el caso es que me salieron unos bocaditos helados de nata que estaban riquísimos, y eso que las galletas que usé no eran las que hubiera escogido de tener oportunidad.

Así que después de la fase de pruebas tocaba buscar una galleta en condiciones, ya que el éxito de este dulce se reparte precisamente entre la base (la galleta) y el relleno, por lo que fallar en uno de ellos es deslucir un poco el resultado final. Al final las ganadoras fueron las galletas integrales de la marca Hacendado, que es exclusiva de los supermercados Mercadona.  Estas galletas tienen un grado de tueste que las hace irresistibles, tanto para tomar solas, mojadas en leche o rellenas con lo que más nos guste. Solo les veo una pega: el tamaño, para este tipo de dulce son un poco pequeñas, pero el sabor es perfecto.

Si queréis probar a hacer vuestros propios helados de galleta rellena no dejéis de probar esta receta, que es facilísima y resultona. No son como los comprados, pero se le parecen, de lo que estoy segura es de que no están cargados de conservantes y de que una vez que los pruebas no puedes parar 😎

sandwich helado de galleta

INGREDIENTES SÁNDWICH HELADO DE GALLETA, cantidades para unas 35 unidades:

  • 500ml de nata líquida para montar (35% de materia grasa)
  • 4 cucharaditas de estabilizante para nata (*)
  • 10 cucharadas de leche condensada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

(*) El estabilizante es muy recomendable -sobre todo en verano-, ya que le aporta mucho más cuerpo a la nata y evita que se nos baje antes con el calor, o que incluso no nos coja una consistencia firme mientras la montamos. La dosis dependerá del fabricante, mirad siempre las recomendaciones en el envase.

TRUCO: Además del estabilizante es más que recomendable que todos los ingredientes estén fríos, incluso el bol donde vamos a batir la nata.

PREPARACIÓN: Hacer éstos sándwiches es muy, muy sencillo.

1.- Verter la nata en el bol y comenzar a batir. Cuando notemos que la nata empieza a tomar cuerpo le añadimos el estabilizante y a continuación la leche condensada a cucharadas. Batir el máximo tiempo posible, pero con cuidado de que no se nos convierta en mantequilla. Unos segundos antes de terminar de batir añadir la cucharadita de extracto de vainilla y mezclar el tiempo justo para que se integre con el resto.

2.- Poner la mezcla en un recipiente apto para congelador, tapar y meter al congelador entre 40 minutos y una hora. Esto dependerá de la potencia de vuestro congelador, lo ideal es que no se nos congele, sino que se endurezca ligeramente.

3.- Batimos de nuevo (un minuto es suficiente) hasta dejarla de nuevo con una consistencia apta para trabajarla fácilmente.  La metemos dentro de una manga pastelera con una boquilla (lisa o rizada, como queramos) y vamos poniendo nata por encima de una galleta, tapando con otra galleta para formar el sándwich.

4.- Vamos colocando los sándwiches (en filas)  en un tupper, lo tapamos y lo metemos al congelador, mínimo debemos esperar 3 horas para comerlos.

Probad estos sándwiches con vuestras galletas preferidas y veréis que ricos están!! 🙂

Que tengáis un dulce día y un estupendo fin de semana 🙂 🙂 🙂

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *