Pastel de manzana

By Carmen

pastel de manzana

Este pasado domingo ha sido el día de la madre, y como cada año esta fecha supone un acontecimiento muy emotivo para mí. Quise escribir esta entrada ayer mismo, pero estuve fuera y no me quedó ni un minuto libre para sentarme al ordenador, así que hoy os dejo con esta receta y espero que os guste.

Hace algunos días que intento homenajear a mi madre pensando en un postre que fuera muy especial para ella, y justo el mismo domingo por la mañana me vino a la mente el primer pastel que hicimos juntas: un pastel de manzana. Este dulce es fácil de realizar y muy agradecido, ya que se mantiene perfectamente durante varios días (bien tapado, eso sí) en la nevera. Es un postre ideal para cualquier momento del año y que sabe mejor de un día para otro, por lo que es -si cabe- mucho más cómodo ya que lo podemos hacer la víspera de cualquier fecha señalada.

De su sabor puedo deciros que es una delicia, de textura muy suave y agradable, y con el punto justo de acidez que le proporcionan las manzanas. El ligero toque a canela le hace, sin duda,  diferente.

INGREDIENTES PASTEL DE MANZANA:

» Para la masa quebrada:

  • 200 gramos de harina de trigo
  • 100 gramos de harina fina de maíz (Maizena, por ejemplo)
  • 150 gramos de mantequilla derretida
  • 2 yemas de huevo
  • 1 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de azúcar blanquilla
  • 4 cucharadas de agua fría

» Para el relleno del pastel:

  • 3 huevos, tamaño M
  • 200 gramos de azúcar glas
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 90 ml de leche
  • 100 gramos de mantequilla, cortada a daditos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 100 gramos de harina de trigo
  • 50 gramos de harina fina de maíz (Maizena)
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 2 manzanas medianas peladas y partidas en gajos (puede valernos del tipo reineta y también la variedad golden)

pastel-de-manzana

PREPARACIÓN:

1.- Ponemos todos los ingredientes de la masa quebrada en un bol y mezclamos a mano hasta formar una masa firme. Estiramos con el rodillo sobre una superficie enharinada. Forramos la base de un molde desmontable (yo utilicé uno de 23 cm x 5cm) y dejamos reposar en la nevera mientras preparamos el relleno del pastel. Si vemos que nos cuesta mucho trabajar la masa al principio podemos hacer con ella una bola, taparla con film transparente y meterla en el frigorífico unos 30 minutos hasta que se endurezca un poco. Después la estiramos y forramos con ella nuestro molde.

2.- Precalentamos el horno a 180°

3.- Calentamos la leche en el microondas e introducimos en ella la mantequilla, removiendo bien para que se derrita. Reservamos.

4.- Batimos los huevos con el azúcar hasta que la mezcla adquiera una consistencia cremosa. Añadimos el extracto de vainilla y la mezcla de leche y seguimos batiendo. Tamizamos las dos harinas junto a la canela e incorporamos todo a nuestra masa, poco a poco pero sin dejar de batir.

5.- Sacamos el molde del frigorífico, vertemos la mezcla sobre la masa quebrada. Ponemos una capa de gajos de manzana por encima, bien distribuidos. Espolvoreamos con el azúcar moreno e introducimos al horno a cocer de 35 a 40 minutos. El pastel debe quedarnos dorado por encima y cocido por dentro.

6.- Dejamos enfriar antes de desmoldar.

Espero que tengáis un dulce día 🙂 🙂

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *