Pastas de canela y naranja

By Carmen

Las pastas son el recurso más versátil dentro de la repostería. Pueden ser servidas como postre, acompañar el café de la merienda, llevarse al trabajo y al colegio como tentempié, incluso servirnos de obsequio si tenemos algún compromiso. Si queréis unas pastas rápidas y sencillas de preparar esta es sin duda vuestra receta. Las podréis servir solas o, como en este caso, rellenas de una rica crema de mantequilla aromatizada con naranja. Se conservan muy bien, pueden incluso congelarse una vez hechas y son un bocado muy fino al paladar.

Esta receta lleva muchos años en la familia, lo único que hemos ido variando con el tiempo han sido los diferentes rellenos que hemos adoptado cada uno de los hermanos por gustarnos más 🙂

INGREDIENTES PASTAS DE CANELA Y NARANJA (cantidades para, aproximadamente, 40 unidades del tamaño de una galleta María convencional. Nos saldrán, por tanto, 20 sándwiches):

PARA LAS GALLETAS:

  • 250 gramos de mantequilla sin sal y con una consistencia de pomada
  • 100 gramos de azúcar glas
  • 1 cucharada de azúcar avainillado
  • 150 gramos de harina fina de maíz (Maizena)
  • 150 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharadita de canela en polvo

PARA LA CREMA DE MANTEQUILLA Y NARANJA:

  • 200 gramos de mantequilla sin sal y con una consistencia de pomada
  • 200 gramos de icing sugar (en su defecto, azúcar glas)
  • 2 cucharadas de nata líquida
  • 2 cucharadas de zumo de naranja
  • 1 cucharadita de extracto de naranja

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 170°, función ventilador, y preparamos dos fuentes de hornear con papel de horno.

Batimos juntos (con varilla manual) la mantequilla y el azúcar hasta conseguir una crema suave. Añadimos la canela, batimos, y por último agregamos -poco a poco-  ambas harinas, tamizándolas antes de integrarlas a la masa. Cuando nos sea difícil trabajar con la varilla pasamos a mezclar con una mano. Debe quedarnos una masa de una consistencia que debemos poder manejar con las manos, algo más blanda que otras masas de galletas. Vamos formando bolitas con las manos y aplanando estas posteriormente hasta ir formando un disco lo más redondo posible. El tamaño que tendrá cada galleta, todavía en crudo, para que os hagáis una idea deberá ser (más o menos) como el de una moneda de las de chocolate. Las vamos colocando en cada una de las bandejas con algunos centímetros de separación entre sí ya que con la cocción inevitablemente ensanchan.

Introducimos al horno y las dejaremos entre 12 y 15 minutos, sacándolas cuando empiecen a dorarse por los bordes.  Ojo!, nos parecerán todavía muy blandas, pero conforme se vayan enfriando irán adquiriendo consistencia. Sacarlas del horno justo en ese momento nos garantiza que no queden demasiado secas, lo que empeoraría su sabor. Tendréis que manejarlas con cuidado, ya que son muy delicadas.

Las dejamos sobre una rejilla y mientras se enfrían preparamos la crema del relleno. Para ello batimos juntos en el robot  la mantequilla y el icing sugar hasta que se forme una crema blanca. Añadimos entonces la nata, dejamos que se incorpore bien, el zumo de naranja y esperamos a que se integre, y por último agregamos el extracto de naranja. Dejamos batiendo todavía un poco más y cuando esté lista preparamos una manga pastelera con una boquilla ancha (lisa o de estrella, como más nos guste) y la rellenamos con la crema.

Vamos formando sándwiches con dos galletas y crema en el medio.

IMPORTANTE: Si vuestro horno no tiene función ventilador, o si preferís hacer las pastas en dos tandas, entonces subid la temperatura del horno a 180°

Espero que las probéis y que os gusten

Que tengáis un dulce día  !! 🙂 🙂 🙂

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *