Pastas de almendra

By Carmen

pastas-de-almendra-

Valoro muchísimo el trabajo artesano y manual, todo aquello que toma forma con las manos y que resulta ser una pieza única, tal vez por eso que estas pastas de almendra me gustan tanto, ya que para hacerlas no se utiliza ningún cortador, no lo necesitan; únicamente emplearemos las manos, y creedme que es una experiencia muy relajante.

Estas pastas de almendra están hechas, como digo, a la antigua usanza, empleando los mismos ingredientes y la misma técnica de amasado, reposo y horneado que seguían nuestras madres, y nos permiten jugar con la imaginación y los productos que tengamos en la despensa para darles el toque final y mucho más único, si cabe. Además de todo son facilísimas, y ahora que los niños van a empezar a tener muchos días libres es una buena oportunidad para que nos ayuden en la cocina con recetas que ellos puedan preparar y con las que van a disfrutar mucho. Vamos con los ingredientes:

INGREDIENTES PASTAS DE ALMENDRA, cantidades para -aproximadamente- 20 unidades:

  • 300 gramos de harina de trigo
  • 1 huevo grande (tamaño XL), para la masa
  • 1 huevo pequeño, para pintar las pastas antes de hornear
  • 175 gramos de azúcar blanquilla
  • 100 gramos de almendras molidas
  • 130 gramos de mantequilla
  • 1 pizquita de sal (la punta de una cucharita)
  • Almendras, guindas confitadas, piñones, … para el acabado

pastas de almendra

PREPARACIÓN:

1.- Derretimos la mantequilla en el microondas. La sacaremos cuando todavía no esté del todo líquida y la removeremos bien para que se termine de fundir. Reservamos.

2.- En un bol grande ponemos primero todos los ingredientes secos: harina, azúcar, almendras y sal, mezclando bien.

3.- A la mezcla añadimos primero el huevo y a continuación la mantequilla fundida.  Comenzamos entonces a integrar bien todos los ingredientes con la mano, primero notaremos que la mezcla toma una consistencia arenosa para convertirse después en una masa bien ligada. Hacemos una bola y la dejamos reposar dentro del mismo bol, tapada con un film transparente y dentro de la nevera, como mínimo una hora.

4.- Transcurrido el tiempo de reposo precalentamos el horno a 180°. Tomamos con las manos pequeñas porciones de masa y les vamos dando forma redonda. Al principio puede que nos cueste un poco hacerlo porque la masa habrá endurecido en la nevera, pero con el calor de las manos pasará a estar manejable en pocos minutos. Procuraremos que las porciones sean de un tamaño similar para que así se cuezan al mismo tiempo en el horno. Las vamos colocando sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado.

5.- Cuando tengamos todas las pastas de almendra preparadas las pintamos con un huevo batido al que le habremos añadido un poco de agua. Las terminamos como más nos guste, podemos añadirles una almendra por encima, algunos piñones, una guinda confitada, etc. y las dejamos cocerse en el horno. Dependiendo del tamaño de las pastas tardarán entre 15 y 25 minutos.  Vigilaremos siempre, pasado el primer cuarto de hora, para que no se nos pasen. Sabremos que están hechas cuando queden ligeramente doradas por encima.

6.- Dejamos enfriar completamente antes de comerlas y que aproveche!

Feliz comienzo de verano y que tengáis un dulce día!! 🙂

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *