Merenguitos

By Carmen

Antes que nada me gustaría felicitar a todas la Dolores, Lolas y Lolitas ;), y ahora al grano.

Hoy os traigo una receta que personalmente aprecio mucho, primero porque era una de las preferidas de mi madre (se rendía ante el merengue, en cualquiera de sus variedades) y segundo porque pienso que es muy agradecida, queda bien en cualquier ocasión, es un postre que dura bastante y con el que quedas muy bien, además de gustar a grandes y pequeños.  Por si esto fuera poco, es verdaderamente sencillo de elaborar, y creo que es bastante resultón en cualquier estación del año, sí, incluso en esta recién estrenada primavera revuelta y lluviosa 🙂

INGREDIENTES MERENGUITOS:

  • 3 claras de huevo grandes (de huevos tamaño XL) o en su defecto 4 de huevos tamaño M
  • Una pizquita de sal (la punta de una cucharilla)
  • 150 gramos de azúcar glas (para el merengue), y más cantidad para decorar (esto va al gusto)
  • 1 vaina de vainilla (la abrimos con un cuchillo y sacamos la pasta del interior, reservando)
  • Colorante alimentario (rosa, verde, amarillo, beige,…) para el merengue

NOTA: si queréis hacer más o menos unidades (con estas cantidades obtendremos unos 30/35 merenguitos), añadiréis o restaréis claras de huevo y azúcar en proporción de 50 gramos de azúcar glas adicional por cada clara de huevo de más/menos.

IMPORTANTE:

  1. Los merengues deben cocerse en un horno a baja temperatura (entre 90 y 100°C). Si vuestro horno no cuenta con esa escala podéis ponerlo al mínimo de su temperatura y dejar que se cuezan con la puerta entreabierta.
  2. Podéis variar no solo el color de los merengues sino también el sabor de estos, añadiendo a la mezcla cacao en polvo, coco rallado, pasta de frutas, etc.

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 90°C, función ventilador,  y preparamos dos bandejas de horno con papel de hornear.

Necesitaremos las varillas eléctricas ya que a mano resulta bastante cansado.  Batimos las claras de huevo hasta que empiecen a espumar. Añadimos entonces la sal, batimos 1 minuto aproximadamente y comenzamos a integrar el azúcar glas, poco a poco. Cuando estemos a la mitad de la incorporación del azúcar añadimos la vainilla, batimos y seguimos agregando el azúcar, aumentando (si es necesario) la velocidad. Añadimos el colorante y batimos hasta integrarlo y terminar de conseguir un merengue de punto fuerte, que nos haga picos consistentes.

Introducimos entonces el merengue dentro de una manga pastelera y nos ayudamos de una boquilla redonda lisa, o de una de estrella (yo probé con ambas), pero de diámetro grande y comenzamos formando los merengues sobre cada bandeja de horno, dándoles la forma que más nos guste.

Introducimos las bandejas en el horno y dejamos cocer entre 60 y 70 minutos aproximadamente. Pasado este tiempo comprobamos el grado de cocción, nos deben haber quedado algo duros por fuera y despegarse bien del papel de hornear, entonces ya estarán listos. OJO!, los merengues NO deben tostarse por fuera, sólo formar una corteza exterior algo más consistente pero deben mantener su color.

Apagamos el horno y los dejamos enfriar dentro, si es con la puerta entreabierta mucho mejor. Cuando estén completamente fríos los pasamos a una bandeja de servir y los espolvoreamos de azúcar glas o canela, al gusto. Y a disfrutar!

Que tengáis un dulce fin de semana 🙂

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *