Conseguir una nata montada perfecta

By Carmen

conseguir una nata montada perfecta

Conforme nos vamos adentrando en la repostería nos damos cuenta de que hay algunos ingredientes que no nos pueden faltar porque con ellos enriquecemos considerablemente nuestras creaciones, uno de esos ingredientes es la nata. Ésta es, muchas veces, el elemento estrella del postre y otras veces supone el complemento decorativo que consigue darle vistosidad, aunque también puede suceder que por cualquier causa su preparación se nos resista una y otra vez.

Antes de elaborar una pequeña guía sobre cómo conseguir una nata montada perfecta es necesario conocer los motivos que pueden hacernos fracasar en el intento, porque de estos normalmente extraemos las soluciones para el problema.

» ¿Por qué no monta la nata?

  1. La nata tiene un porcentaje graso muy bajo.Para montar nata NO nos sirve cualquier nata que encontremos en el supermercado. Por lo general el fabricante suele indicar en el envase, y en lugar bien visible, que se trata de nata para montar, pero otras veces esta leyenda no aparece y entonces lo recomendable es fijarse en el porcentaje de materia de grasa del producto. En España vamos a encontrar, por lo general, dos tipos de nata: aquella con un porcentaje del 18% de M.G. (nata para cocinar) y otras que contienen entre el 32 y el 35% de contenido en grasa. Estas últimas son las natas que utilizaremos para montar. Existen otros formatos pero no los encontraremos fácilmente en España, uno de ellos es el de la “Double cream“, una nata con una cantidad de materia grasa que puede superar incluso el 45% de su peso. No hace falta que os diga que esa nata monta prácticamente sola :-).  Dentro del margen graso que encontramos en España es mejor decantarse por el de mayor cantidad, lo notaremos sustancialmente, ya que la nata se mantendrá firme durante más tiempo.
  2. El recipiente y las varillas no están fríos y/o la temperatura ambiente es muy alta. Puede suceder que notemos que la nata no nos monta igual en verano que en invierno. La temperatura influye mucho, por lo que lo recomendable es que -además de la nata-  todo lo que esté en contacto con ella (recipiente, varillas) esté también muy frío. En verano, además, es bueno ayudarse de un estabilizante para nata, un producto que añadiremos cuando estemos montando la nata (seguir siempre las indicaciones del fabricante).

Otro problema que nos encontramos con la nata se refiere al tiempo y la velocidad de batido. El merengue es una crema que necesita mucho batido, o -mejor explicado- está mejor cuanto más lo podamos batir porque lo estabilizamos más y permitimos que permanezca firme el mayor tiempo posible, sin embargo con la nata el asunto es bien distinto, ya que si batimos más tiempo del necesario, o a una velocidad excesiva, lo que conseguiremos es formar una buenísima mantequilla.

De todo esto se deduce que para conseguir una nata montada perfecta los mejores consejos son los siguientes:

  • Adquirir una nata con un alto contenido graso (mínimo 32%). Este es el aspecto que más hemos de cuidar, ya que influirá decisivamente no solo en el tiempo que necesitaremos hasta montar la nata sino también en el que se mantendrá firme.
  • Enfriar bien todos los utensilios en contacto con la nata (introduciéndolos en el congelador, por ejemplo, algunos minutos antes de batir)
  • Batir la nata hasta que doble su volumen y quede bien firme, nos debe formar un pico fuerte al separar la varilla de la crema y no desprenderse del bol al darle la vuelta. Añadiéndole azúcar antes del batido (preferiblemente azúcar glas), conseguimos mejorar la suavidad y evitamos que se nos corte antes de tiempo. Si le ponemos, además, un extracto de vainilla obtendremos una deliciosa crema Chantilly.

» ¿Qué cantidad de azúcar se emplea al montar la nata?

Esto irá siempre al gusto del comensal, pero por regla general se añaden 25 gramos de azúcar glas por cada 100 mililitros de nata líquida (antes de montar). La crema Chantilly se suele azucarar algo más, se emplean entre 30 y 35 gramos de azúcar glas por cada 100 ml de producto.

Con esta ayudita espero haber contribuido a minimizar los pequeños desastres culinarios con la nata 😀

Que tengáis un dulce sábado!!  🙂

1 Comment on Conseguir una nata montada perfecta

  1. Mònica
    30 marzo, 2016 at 10:42 (2 años ago)

    Muchisiiiiiiimas gracias, no te imaginas lo que me ha gustado tu post y lo bien que me ha ido. Gracias!

    Responder

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *