Bizcocho de queso, cheese cake

By Carmen

Este es uno de mis dulces preferidos, junto a las magdalenas caseras. Una estupenda y original alternativa al clásico bizcocho de limón que, además, sigue siendo fácil de elaborar y económica. Gusta a todo el mundo y seguro que con este bizcocho de queso dais la rúbrica a una comida perfecta 🙂

Bien tapado se conserva en perfectas condiciones varios días e incluso puede congelarse para tener siempre disponible una rica porción de bizcocho cuando más nos apetezca.

INGREDIENTES BIZCOCHO DE QUESO, cantidad para cubrir un molde redondo (molde corona) de 20 centímetros o uno rectangular (tipo Plum-Cake) de 25×11:

  • 200 gramos de mantequilla (sin sal), textura pomada
  • 200 gramos de queso crema (yo empleé queso mascarpone, sirve cualquier queso cremoso, tipo Philadelphia)
  • 2 cucharaditas de extracto puro de vainilla
  • 350 gramos de azúcar glas
  • 3 huevos M
  • 150 gramos de harina de trigo
  • 120 gramos de harina fina de maíz, tipo Maizena
  • 10 gramos de impulsor químico (tipo levadura Royal)

PREPARACIÓN:

– Precalentamos el horno a 180°C. Si vuestro horno tiene un programa especial para bizcochos lo seleccionáis y ajustáis la temperatura.

– Preparamos el molde. Lo untamos con mantequilla y añadimos un poco de harina por encima. Sacudimos para que se pegue bien sobre la mantequilla y retiramos el sobrante.

1.- Nos ayudamos de las varillas eléctricas para batir juntos la mantequilla, el extracto de vainilla y el queso, un par de minutos a velocidad baja

2.- Añadimos a la mezcla el azúcar, todo de una vez, y batimos hasta obtener una masa esponjosa.

3.- Incorporamos, uno a uno, los huevos y batimos hasta que se integren.

4.- Por último nos queda agregar toda la harina tamizada junto a la levadura y continuar batiendo sólo unos segundos, el tiempo justo para que la harina quede perfectamente integrada en la masa.

5.- Vertemos la mezcla en nuestro molde e introducimos en el horno, aproximadamente, 60 minutos, dependiendo de vuestro horno puede variar ligeramente el tiempo de cocción, vigilad que no se os queme.

6.- Dejamos reposar y templar ligeramente sobre una rejilla. Desmoldamos y dejamos que se enfríe (todavía en la rejilla) por completo.

7.- Cubrimos con azúcar glas, cortamos en porciones y servimos.

Buen provecho!

Que tengáis un dulce día 🙂 🙂 🙂

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *